Actualizado: 14:13 CET
Martes, 16/07/2019

Arcos

Firmado el convenio de Paradores de Turismo con vigencia hasta 2020

En Arcos afecta a una plantilla de 30 trabajadores que no tendrán que temer la vulneración de derechos

  • El arcense José Ramírez Perdigones se trasladó a Madrid para formar parte de la mesa negociadora del convenio.

Tras un largo proceso negociador, en el marco del Parador de Turismo de Chinchón, se ha procedido a la firma del  nuevo convenio de la red pública de Paradores que regula las relaciones laborales entre la empresa y su personal hasta el 31 de diciembre de 2020.

La delegación de UGT  contó con la presencia y participación del arcense José Ramírez Perdigones como miembro del Comité Intercentros de Paradores por el citado sindicato, así como de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, para reconocer la importancia de una empresa como Paradores en el marco del sector de hostelería, considerada como primera industria del país.

Actualmente, la plantilla de los paradores de Arcos y Cádiz -los dos únicos de la provincia- es de 30 y 70 trabajadores respectivamente.
El presidente de Paradores agradeció a los trabajadores el esfuerzo realizado estos últimos años, a pesar de las tremendas dificultades atravesadas, para enmarcar  la empresa en una situación económica positiva tras años de incertidumbre. Ramírez asegura que la situación de la plantilla en Arcos y en el conjunto del país es estable y que no se prevé en este sentido nuevos recortes después de los últimos acuerdos.

Desde UGT se sienten satisfechos del trabajo realizado sobre todo teniendo en cuenta que lo último que firmó el Comité Intercentros con carácter general fue un expediente de regulación de empleo que supuso la pérdida de 350 puestos de trabajo y un importante recorte de derechos sociales y económicos que hoy, en su mayor parte, han sido devueltos a los trabajadores.

El sindicato señala que “porque si alguien ha luchado por esta empresa, lucha y luchará son las mujeres y hombres que componen las plantillas de todos los establecimientos, víctimas de una nefasta gestión, de decisiones equivocadas sobre las que nada podían hacer  y, de  una  tremenda crisis económica que sacudió los cimientos de la economía y quebró las relaciones laborales de este país hasta límites insospechados. Y todo esto habría sido mucho peor sin ellos y ellas, que son los verdaderos artífices de  esta recuperación”.

“En ocasiones se escucharon voces, cargadas de razón, que reclamaban una mayor agilidad en el proceso de renovación del convenio, pero no podemos olvidar la cruel reforma laboral llevada a cabo en 2012 y sus decretos de acompañamiento  que se ensañaron con los trabajadores de este país poniendo su máximo acento en los trabajadores de empresas públicas”.


UGT entiende que cualquier intento de firma de un convenio habría significado “renunciar a la recuperación de derechos que ahora es una realidad tangible”.

No obstante, se compromete a seguir llevando a cabo una labor de representación y defensa de los trabajadores desde el concepto de responsabilidad y que, llegado el caso, no le dolerá denunciar y combatir la arbitrariedad y el menoscabo de los derechos de los trabajadores.
“No podemos olvidar que las estrellas no están solo en la puerta de los paradores, las verdaderas estrellas están dentro y son los hombres y mujeres que hacen posible que nuestra empresa pueda presumir de estar  a la cabeza de la hostelería de España y sea un modelo único a nivel mundial”, señala el sindicato.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Las criaturas fantásticas
chevron_right
Los embalses de la cuenca están al 64,87% de su capacidad