Actualizado: 12:32 CET
Miercoles, 22/05/2019

Andalucía

La OCDE: Andalucía podría perder mucho trabajo debido a los robots

Conductores, trabajadores de la construcción o empleados en fábricas corren el riesgo de verse afectados por el impacto tecnológico

  • Robots.

“La automatización en el trabajo puede impulsar el crecimiento de la productividad”, pero por otro lado implica pérdida de empleo, según destaca un nuevo informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En los últimos años, diversos estudios alertan de los riesgos de la robotización de determinados puestos de trabajo, un contratiempo que muchos ciudadanos tratan de eludir con la compra y venta de valores financieros. Gracias a la digitalización, los inversores pueden realizar operaciones a través de un broker online en Internet, al tiempo que disponen de información a tiempo real sobre los movimientos del mercado. La proliferación de pequeños inversores tiene su lógica: La tercera edición del estudio sobre la automatización apunta que un tercio del empleo global de la zona OCDE sufrirá cambios relevantes por el impacto tecnológico.

Según el informe de la organización internacional, en España, tres comunidades españolas  han creado empleo en sectores con alto riesgo de robotización, entre ellas Andalucía.  Concretamente, el estudio “Job Creation and Local Economic Development 2018: preparing for the future of work”, presentado en Oporto (Portugal) por Ángel Gurría, el secretario general de la OCDE, apunta que hay puestos de empleo más susceptibles de ser sustituidos por un robot. Conductores, personal del sector de la alimentación, trabajadores de las minas o de la construcción corren un alto riesgo de automatización. A este tipo de personal también hay que añadir los operadores móviles, los trabajadores de las fábricas y de plantas de basura, además de otros puestos básicos que también podrían verse afectados por los avances tecnológicos en robótica.

El estudio destaca que, tanto en Andalucía como en Aragón y Murcia, gran parte de los puestos de trabajo creados están en riesgo de ser automatizados, mientras que el empleo creado en Valencia, Canarias y Baleares cuenta con menos probabilidades de automatización. El informe, además, llama la atención sobre la proporción de trabajadores por cuenta propia, que ha sufrido un importante incremento en 25 de los 32 países de la OCDE durante los últimos diez años.

Reindustrialización en Andalucía

Los datos expuestos por la OCDE coinciden en gran parte con las conclusiones del informe sobre el mercado de trabajo presentado este verano por el Círculo de Empresarios del Sur (Cesur), El estudio analiza el mercado laboral andaluz en los últimos diez años y resalta que más de la mitad de los trabajadores andaluces podrían verse afectados por la automatización industrial.El impacto, prosigue el informe, afectará a un considerable porcentaje de empleos en no menos de una década, pero también aparecerán nuevos empleos asociados a un uso masivo de la IA y big data.

Sin embargo, el estudio también incide en que a partir de 2014 Andalucía experimentó una fase de reindustrialización de su actividad económica y las tasas de crecimiento han superado generalmente el 4 por ciento, aunque los datos son heterogéneos.  Según destaca este estudio, la rama que ha experimentado hasta la fecha una mejor y más intensa recuperación ha sido la fabricación de productos informáticos y vehículos de motor, con aumentos acumulados del 124% y 60% respectivamente. 

En relación con ello, el dato referido a la fabricación de productos informáticos debe tomarse con cautela, dado el menor valor de inicio de la producción de esta rama. Por su parte, el crecimiento de la industria de vehículos de motor puede asociarse a la puesta en actividad de varias cadenas de montaje y finalización en actividades asociadas a la actividad aeronáutica, cuyo eje central es la empresa multinacional Airbus.

Por último, los sectores productivos que más se pueden ver afectados por la robotización en Andalucía son las actividades de seguridad y la agricultura, ganadería y pesca. En este sentido, y según destaca el estudio andaluz, los sectores que poseen una menor probabilidad de automatización son los incluidos dentro de actividades educativas y sanitarias. Asimismo, prosigue el estudio, se verán menos afectados los sectores que incluyen actividades artísticas u otras donde las habilidades cognitivas e intelectuales humanas sean de gran relevancia, como la investigación y desarrollo o la programación y consultoría.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Pedro Sánchez ofrece todo el respaldo a Susana Díaz
chevron_right
La PAH de Málaga frena el desahucio de una “familia desesperada”