Actualizado: 02:42 CET
Jueves, 13/12/2018

Andalucía

Susana Díaz: "El independentismo excluyente es una enfermedad"

La presidenta de la Junta afirma que "la izquierda no puede ser nacionalista, jamás", así como que "el nacionalismo es lo más egoísta que existe"

  • Susana Díaz

La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha manifestado que "la izquierda no puede ser nacionalista, jamás", así como que "el nacionalismo es lo más egoísta que existe", y el nacionalismo "independentista excluyente es una enfermedad para nuestra democracia, quiere quebrar un proyecto compartido con presente, pasado y futuro".

Así lo señala en una entrevista que publica el diario 'El País' este domingo, recogida por Europa Press, en la que la presidenta socialista considera que Podemos "está en cierta caída libre, porque al final, cuando los que dicen ser de izquierdas se acomplejan con el nacionalismo pasan estas cosas".

"Ha sido muy evidente que (Pablo) Iglesias le ha hecho el juego a los separatistas en Cataluña", afirma Susana Díaz sobre el líder del partido morado, al tiempo que señala que en Andalucía ha "tenido que escuchar en el Parlamento una defensa cerrada por parte de los dirigentes de Podemos del derecho de autodeterminación".

Sobre la situación en Cataluña, indica que "lo primero" es que hay que cumplir la ley y "el Estado de derecho tiene que ser el marco donde se tomen todas las decisiones en Cataluña". "El Parlament tiene que actuar dentro de esa legalidad y ese marco constitucional", asevera, al tiempo que expresa su deseo de que haya un Gobierno en dicha comunidad que "cumpla con la ley, se sume al diálogo y entre todos alcancemos una reforma constitucional que permita el encaje" de "todos los territorios, y la igualdad de todos los ciudadanos".

Defiende que, "cuantos más idiomas aprendan" los niños, "mejor", y, en el caso del catalán y el castellano en Cataluña, "lo que tienen que hacer las autoridades allí es cumplir la ley y las sentencias".

"ESTABILIDAD" EN ANDALUCÍA

Sobre la actualidad andaluza, Díaz afirma que "el 75 por ciento" del acuerdo de investidura alcanzado por PSOE-A y Ciudadanos (Cs) tras las elecciones autonómicas de 2015 "se ha cumplido", aunque admite "diferencias" entre ambos partidos en torno a "la reforma electoral y en el cambio de la televisión autonómica".

En todo caso, apunta que la relación con Cs "ha sido positiva" y valora que el partido naranja ha dado "estabilidad a Andalucía", si bien apostilla que hay "diferencias, porque son de centroderecha", y "en los últimos días (...) se está contagiando de los nervios del PP".

A la pregunta de si se plantea adelantar las elecciones autonómicas, la presidenta responde que "quien tiene que pensar en adelantar elecciones es quien tiene inestabilidad", y "Andalucía tiene estabilidad, presupuestos y genera confianza", según subraya.

A unos días del 28 de febrero, Día de Andalucía, considera que dicha jornada es "la oportunidad de que Andalucía una lo que otros están fracturando". Así, argumenta que "ahora hay una voluntad real de recentralización de un Gobierno y una derecha que nunca creyó en la autonomía".

Defiende que "hay que revisar el Estado autonómico para profundizar en él, no para recentralizar competencias", y los gobiernos autonómicos "tenemos que pronunciarnos y decidir en las leyes que afectan a nuestras competencias". "Hay que regular la Conferencia de Presidentes para que los acuerdos que se tomen sean de obligado cumplimiento, hay que pactar un sistema de financiación que garantice la autonomía", abunda.

Susana Díaz señala que Andalucía debe tener un papel "cuantitativo y cualitativo" en el debate territorial, y, con casi nueve millones de personas, es "garantía de igualdad y equilibrio de todos los ciudadanos".

Por otro lado, la presidenta defiende la propuesta de la Junta para que Andalucía salga a los mercados, "porque estamos en condiciones de hacerlo", habiendo cumplido el objetivo de déficit, teniendo "la tercera deuda por habitante más baja y estabilidad y confianza para salir a los mercados".

RAJOY "TIENE QUE PLANTEARSE SI ESTÁ EN CONDICIONES DE GOBERNAR"

En otro orden de cosas, la presidenta opina que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "tiene que plantearse si está en condiciones de gobernar este país". "Si no puede sacar los presupuestos ni poner sobre la mesa un nuevo sistema de financiación autonómica, no tanto por la aritmética sino por la falta de ánimo o la voluntad, debe pensarlo", remacha.

Igualmente, cuestiona que el Gobierno tenga "interés" en tener un presupuesto, y, sobre la reforma de la financiación autonómica, sostiene que el Ejecutivo "debe abrir de manera urgente" una negociación "con los Gobiernos autonómicos", que "tienen que gestionar después sus presupuestos".

La presidenta cree que Rajoy ha sacado el "debate" sobre la enseñanza en castellano en Cataluña o sobre la prisión permanente revisable "de manera exprés" porque "no sabe cómo hacerle frente en su espacio de derecha a Ciudadanos".

En clave orgánica, Susana Díaz, que fue candidata a la Secretaría General del PSOE en las primarias de mayo de 2017 en las que finalmente venció Pedro Sánchez, se declara "contenta" porque ve a su partido "defendiendo la España en la que creo, una España unida que defiende la igualdad de los ciudadanos".

EL PSOE, "DONDE TIENE QUE ESTAR"

"Me hace feliz ver al PSOE donde tiene que estar", añade en esa línea, al tiempo que reconoce que su posición sobre España "es evidente que algo de factura" le pasó en las primarias, "pero me da igual, ya no estamos en eso", apostilla.

"Yo presenté un proyecto y un equipo a un proceso orgánico que no gané, por lo tanto, cualquier afirmación desde ese momento que haga tiene que ser muy respetuosa, si no estará siempre la tentación de quienes verán que eso es fruto de aquella contienda orgánica que pasó hace muchísimo tiempo", añade en alusión a las primarias del año pasado.

Tras señalar que "Andalucía siempre va a tener una voz en España" y ella tiene "la responsabilidad de que esa voz se escuche", aclara que ella está "donde quiero estar, feliz". "No me busquen en otras cosas", puntualiza.

También manifiesta que lo que le interesa de su partido es que "esté a la altura de mi país", y "el resto tendrá que desarrollar las normas que el congreso apruebe, para eso están los secretarios de organización". Además, subraya que cree que "España tiene presente y futuro".

Para la presidenta, "el PSOE tiene que ser la alternativa de Gobierno en España y para eso tiene que presentar un proyecto reconocible, que dé confianza", y garantiza que ella va "a ayudar siempre", si bien defiende la "democracia interna de los partidos", remarcando que "nunca hay uniformidad, y no se puede confundir unidad con uniformidad".

Igualmente, aclara que no conoce "bien de qué va" la escuela de Gobierno que ha convocado la dirección del PSOE en marzo. "No conozco ni el programa ni sé exactamente qué va a haber en ese momento ni qué tendré yo en Andalucía. Es algo secundario que yo esté o no esté", responde a la pregunta de si asistirá a dicha escuela.

Preguntada sobre si habría apoyado a Elena Valenciano como líder de los socialistas europeos, responde que le gusta "que una mujer socialista española dirija el grupo parlamentario europeo", si bien apunta que no conoce "cómo han sido las negociaciones".

Susana Díaz dice sentir "un cariño enorme" por los expresidentes socialistas del Gobierno Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, y sabe que ambos "tienen posiciones distintas en Venezuela, pero tienen claves que yo no tengo, porque están allí, han tenido conversaciones. Ellos sabrán lo que están defendiendo", zanja al respecto.

Sobre otras cuestiones, Susana Díaz reitera que va a realizar "un paro simbólico de apoyo" a la huelga feminista del 8 de marzo porque cree "en la igualdad", y ante las "tantas injusticias y desigualdad que todavía hoy existe", y, por otro lado, reclama "respeto" para el acento andaluz, que "algunos han querido equiparar a la incultura", según lamenta.

COMENTARIOS

chevron_left
El PSOE volvería a ganar en Andalucía y consolidaría su hegemonía
chevron_right
Juicio ERE: Álvarez "nunca" recibió reparos de la Intervención General