Actualizado: : CET
Sábado, 21/04/2018

Arcos

Un padre mata a su bebé de 7 meses y da una paliza a la madre en Arcos

“¡Esto iba a pasar algún día!”, “Era un niño tan lindo”, “Su padre era quien lo cuidaba”… son algunas de las opiniones que la vecindad del Barrio Bajo profería

Cargando el reproductor....

“¡Esto iba a pasar algún día!”, “Era un niño tan lindo”, “Su padre era quien lo cuidaba”… son algunas de las opiniones que la vecindad del Barrio Bajo profería junto a la calle Adolfo Suárez, donde ha tenido lugar el macabro asesinato de un bebé de siete meses a punto de cumplir los ocho. Los vecinos habían alertado a la Policía de una posible pelea entre los padres la pasada madrugada. Más tarde llegó al domicilio la Guardia Civil y comprobó cómo un hombre de unos 43 años de edad salía de la vivienda en cuestión admitiendo que algo grave había pasado dentro… Su pareja sentimental, embarazada de pocos meses, ha sido ingresada en el hospital como consecuencia de la paliza que habría recibido del hombre, que al parecer ya había protagonizado otro episodio de agresión hace unos días en casa de sus suegros, en la barriada de la Paz.

El hombre se encuentra a disposición judicial tras haber sido detenido por la Guardia Civil, mientras que la calle Adolfo Suárez ha permanecido acordonada prácticamente toda la mañana, hasta que el equipo forense llegó al domicilio para levantar el cadáver del bebé, supuestamente asesinado por asfixia.

La noticia ha sido un jarro de agua fría en un barrio donde todos prácticamente se conocen. El Ayuntamiento ha decretado día de luto en Arcos y las banderas municipales ondean a media asta en distintos edificios públicos. Además, se ha guardado un minuto de silencio a las puertas de la Delegación municipal del Barrio Bajo convocado por el Ayuntamiento, al que se han sumado los portavoces de varios partidos políticos y de distintas organizaciones sociales. La delegada de Seguridad y teniente de Alcalde, María José González Peña, ha trasladado el pésame a la familia en nombre del alcalde de Arcos, Isidoro Gambín.

Este medio ha sabido que los padres del bebé asesinado se encontraban en un programa de tratamiento familiar de Servicios Sociales, pero no precisamente por violencia de género o violencia machista, sino por la desestructuración de la propia familia. Los vecinos del Barrio Bajo han asegurado a este medio que, paradójicamente, era el padre el que cuidaba constantemente del niño porque su madre, sencillamente, no quería hacerlo.

Las investigaciones continúan su curso y no se sabe con certeza aún si detrás del asesinato del niño hay un caso de violencia de género o de violencia doméstica, pues algunos vecinos han testimoniado que la pareja solía agredirse mutuamente. Todavía no se ha confirmado si el niño será enterrado o incinerado tras la supuesta práctica de una autopsia.

COMENTARIOS