Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 12/08/2022  

Sevilla

La Policía pide "paciencia" ante la "barbaridad" de aficionados que se esperan

La Policía Nacional ha pedido a los sevillanos "paciencia" ante las "incomodidades consustanciales" que se van a producir con motivo de la final de la UEFA

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Aficionados del Glasgow Rangers en Sevilla.

La Policía Nacional ha pedido este martes a los sevillanos "paciencia" ante las "incomodidades consustanciales" que se van a producir con motivo de la final de la UEFA que disputan el Eintracht de Frankfurt y el Glasgow Rangers este próximo miércoles 19 de mayo (21,00 horas) en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, un evento deportivo que hará desembarcar en Sevilla a una "barbaridad" de aficionados, alrededor de 150.000 según las primeras estimaciones "macro", de ambos clubes. El impacto económico rondará los 60 millones de euros. Hay "algo menos" de 10.000 entrada para cada uno de los clubes.

Así lo ha reconocido el comisario general de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, Juan Carlos Castro, en declaraciones a los medios tras la reunión de los responsables del dispositivo de seguridad de la final, que movilizará a 5.500 agentes, de los cuales algo más de 3.000 son policías nacionales. El mando policial ha recordado que en el estadio del Sevilla FC y en el interior del Estadio Cartuja, donde se podrá seguir el partido a través de una pantalla gigante instalada, no se venderá alcohol y en las dos zonas reservadas para los aficionados (en el Prado para los alemanes y la Cartuja para los escoceses) solo se venderá cerveza de baja graduación. En el resto de la ciudad, los bares y restaurantes con autorización para ello sí podrán servir alcohol a sus clientes.

El comisario general de Seguridad Ciudadana ha insistido, no obstante, en que los sevillanos "no se tienen que alarmar", aunque sí "va a haber incomodidades consustanciales", ha reconocido, en alusión al movimiento de personas, los cánticos y ruidos "a todas las horas del día y la noche" y cortes de tráfico. En este punto, Castro ha aludido a que el "gran número de seguidores, el alcohol y la climatología", así como la "costumbre" de estas aficiones " a colarse" en los estadios e incluso invadir los campos de fútbol, "complican" las medidas de seguridad, y en el caso de esta final en Sevilla, una de las "complicaciones" serán las "grandes obras dispersas por toda la ciudad" que "afectan" en tanto en cuanto los materiales que se usan en la construcción "podrían ser usados" contra los policías.

En torno al campo del Sevilla se va a instalar un perímetro de seguridad que solo se podrá atravesar si se tiene entrada. En cuanto a los medios de transporte en los que llegarán los aficionados, "mañana miércoles veremos en vivo y en directo los tránsitos que hay", ha señalado Castro, que ha explicado, asimismo, que el radio de control de las carreteras --en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT)-- es de 200 kilómetros, lo que abarca hasta Málaga y la Costa del Sol hasta Faro (Portugal).

En esta ocasión, se incorpora al dispositivo la Guardia Civil, que velará por la seguridad en el Aeropuerto de San Pablo, en los traslados de las caravanas de las delegaciones desde el aeropuerto a la ciudad y la fluidez en las carreteras afectadas dentro de las competencias encomendadas a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. También monitorizarán las redes sociales para detectar con antelación cualquier hecho que pudiera alterar el normal desarrollo del evento.

Desde este martes, a las 08,00 horas, hasta el miércoles 18 de mayo a las 15,00 horas, se activa una fase precrítica del dispositivo, con carácter preventivo, que presta especial atención a la presencia de grupos de seguidores de riesgo de los grupos ultra del Eintracht de Frankfurt y del Glasgow Rangers. La fase crítica será activada del miércoles a las 15,00 horas hasta las 21,00 horas, con el inicio del partido, un dispositivo antiterrorista y de prevención de orden público. Una vez concluido el encuentro, los agentes colaborarán en el desalojo del estadio, en el refuerzo de la seguridad en las zonas de embarque de aficionados en autocares y nodos de transporte, mientras que se mantendrá el dispositivo antiterrorista y de orden público.

TE RECOMENDAMOS