Actualizado: : CET
Sábado, 24/02/2018

Runrún de nuevo Gobierno

Susana Díaz está de vuelta. En casa y a resguardo en San Telmo

Autor en Andalucia Información
Publicado: 26/05/2017 ·
09:25
Actualizado: 26/05/2017 · 09:25

Susana Díaz está de vuelta. En casa y a resguardo en San Telmo, aunque desde el descalabro mayúsculo del domingo se esfuerce en proclamar que aquel órdago que pretendía tomar Ferraz jamás la apartó de la gestión de la Junta. Fueron los andaluces quienes la encumbraron en 2015 y tan sólo a ellos se debe.

Es lo que transmite a quien quiera oírla: los suyos, quienes la sostienen en el poder y un privilegiado y selecto grupo de informadores citados el miércoles en el Parlamento para confesarles con luz y sin taquígrafos que los sables se envainan y hay armisticio rubricado con el líder primero aupado, luego defenestrado y finalmente resucitado. “Ahora toca Andalucia”. Es el nuevo mantra y de la batalla aquella que desangró al partido durante casi dos años se pretende que no queden rescoldos. Como si fuera un mal sueño. Difuminado. Ya no más. Lo que diga Pedro será. Que anide él en Ferraz que aquí, al sur, queda aún tiempo para lucir corona en el Palacio de San Telmo.

Puede que al susanismo le toque hibernar, pero no a Susana. La presidenta no sólo ha desempolvado en apenas tres días todos los legajos con atrasos que coleaban en su agenda, sino que ahora se barrunta más. En los pasillos del Parlamento, soliviantado como cada sesión quincenal de control al Gobierno, se olisqueaba ayer que la presidenta alimenta ya un cambio de Gobierno. Lo deslizaban con mayor o menor inocencia algunos que despachan con ella y otros que apilan meses de cábalas. Todos coincidían en que Díaz anda necesitada de estímulos que apuntalen el nuevo tótem al que se ha encomendado de repente: toca jugar el partido en casa, vender gestión. Y cuando azota vendaval no hay mástil más socorrido al que aferrarse que al de remover rostros.

Algún pronóstico señala a un consejero quemado por declaraciones fuera de lugar, a otro chamuscado por una gestión que hizo perder la paciencia a Díaz y a otr@s dos con faltas en el expediente. La quiniela aventura fechas y no van mucho más allá del debate con el que arranca junio. Son sólo apuestas, pero las arriesgadas dan dinero.

COMENTARIOS