BUSCADOR DE NOTICIAS:  Hemeroteca  Google
IMPRIMIR ENVIAR RECOMENDAR COMENTAR
PUBLICIDAD:
José de María Romero Barea - Veredictos

Hölderlin: poetas en tiempo de penuria

Hölderlin: poetas en tiempo de penuria
Revista Claves 238 · Prisa Revistas

José de María Romero Barea
28/01/2015 13:12

El movimiento romántico se asocia a la juventud, el amor, la amistad, el conflicto generacional, la paz mundial y el inflexible egoísmo, la apreciación renovada por los clásicos, la filosofía idealista, la revolución, la espiritualidad y la muerte de la religión, un voluble interés por el mundo interior y exterior, que se traduce en múltiples modas e “ismos”, la inclinación a todo tipo de asociaciones, fusiones, movimientos, nuevas revistas, empresas editoriales y experimentos sociales.

El poeta alemán Friedrich Hölderlin (1770-1843) participa, sin duda, de esta corriente de pensamiento, que incluye a Shelley, Kleist, Novalis, Lenz y Büchner. Cuando tenía dos años, su padre murió. Hölderlin, como Shelley, amante de los clásicos, tuvo problemas para ganarse la vida. Había estudiado Teología, pero no quería ser pastor. Una alternativa, durante muchos años la única posible, fue ser tutor privado de familias acomodadas.

Se enamoró de la madre de uno de sus alumnos, la esposa de un banquero de Frankfurt (y ella, Susette Gontard, de él.) Fue expulsado, y, caminó desde Stuttgart hasta Burdeos para encontrar trabajo. Cuatro meses después regresó. En 1806, fue internado en un sanatorio y trás ocho meses fue dado de alta, como enfermo incurable. Un carpintero llamado Zimmer lo acogió y Hölderlin vivió en su “torre” habitación en Tubinga durante los últimos 36 años de su vida.

La vida del poeta alemán estuvo llena de intensidad y movimiento, trabajos y proyectos, salidas abruptas y amistades, una aleación típicamente romántica. Trató con contemporáneos insignes (Goethe, Schiller, Hegel), albergó entusiasmos revolucionarios y políticos que influyeron en los principados de Alemania, gracias a la astucia de Napoleón. La vida de Hölderlin fue la de alguien atrapado en su circunstancia vital que, sin embargo, mantuvo su lucidez hasta su trágico desenlace. Se podría decir que, si en Alemania no halló su lugar, lo encontró en la antigua Grecia.

En su artículo de pensamiento “Hölderlin o el soñador de Grecia” (Claves de Razón Práctica, número 238, Enero-Febrero de 2015), Herminia Meoro (Barcelona, 1963) se ocupa de un poeta  a la altura de los mejores: Baudelaire, Pushkin, Mandelstam, Heine, Lorca, Brecht, no sólo por la huella que dejó en su idioma, sino en la sociedad actual.

Las discontinuidades de su discurso, la aceptación de la incoherencia, el estilo paratáctico, nos hacen pensar en Celan. Rilke, sin duda, encontró en Hölderlin el impulso para sus Elegías de Duino (los “dioses” del loco de Tubinga son los “ángeles” de Rilke, presencias tutelares que no acaban de convencernos de su existencia). La lectura de aquel puede ser tan amarga y sacramental como la de Trakl, el gran poeta austríaco que se quitó la vida después de la batalla de Grodek en la I Guerra Mundial.

La profesora Herminia Meoro rescata a un poeta noble, difícil. El artículo recoge, además, la influencia que la obra de Hölderlin ejerció en filósofos como Heidegger, que utilizó sus poemas para ilustrar sus cavilaciones existenciales. Ernst Bloch especuló sobre su radicalismo político. Adorno, tratando de redimir Hölderlin de mistificaciones nacionalistas de Heidegger, así como del hegelianismo de izquierdas de Bloch, hizo hincapié en su alienación.

“¿Para qué poetas en tiempos de penurias?” se pregunta Hölderlin en un célebre poema. Heidegger responde: el poeta es el “intermediario entre la voz del pueblo y la de los dioses” (p. 177). Sus imágenes impactantes, sus saltos de línea drásticas, su despersonalización: todas estas características de su poesía, incomprendida y ridiculizada por los contemporáneos, nos parecen irresistibles hoy. Su alienación es atractiva en estos tiempos, en los que la locura parece la única salida. Nos puede su condición de revolucionario utópico, su desesperación teológica (“nuestro tiempo habita en tinieblas, / separado de todo lo que es divino", escribió en su poema “El Archipiélago”) que nos habla de una era secular derivada de un universo sin Dios.
 

COMENTAR ESTA NOTICIA
Comentario:
Nombre:
Email:
 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a andaluciainformacion.es
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- andaluciainformacion.es se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en los periódicos del grupo.

  • Detenido tras entregarse el segundo autor material de la muerte de un joven en el centro de Málaga
  • La juez Núñez cita al obispo emérito de Cádiz por una ayuda de los ERE
  • Fallece un joven de 26 años tras sufrir una descarga eléctrica en una finca de Lebrija
  • Zapatero ve "prejuicios" en Cataluña hacia Susana Díaz por ser mujer y andaluza
  • La Junta aprueba el importe para las becas Erasmus del curso 2017-2018
  • Aguirre dimite de todos sus cargos por no haber "vigilado" a Ignacio González: "Me siento traicionada"
  • El PSOE, sobre la dimisión de Esperanza Aguirre: "Hace mucho tiempo que tendría que haberse ido"
  • Carmena afirma que la marcha de Aguirre refleja que "todo un Gobierno y el PP se sostenían en una trama criminal"
  • El juez investiga a 60 personas en la operación Lezo, entre ellos al exministro Zaplana y al empresario Villar Mir
  • Ignacio González no posee nada en España, ni el ático, ni la casa de Aravaca, bloqueada por el juez, según los Registros
  • La oposición toma las principales calles de Venezuela en un Gran Plantón Nacional
  • Las fuerzas iraquíes recurren al asedio y las acciones furtivas para expulsar a Estado Islámico de Mosul
  • Mueren diez personas tras estallar una mina al paso de una furgoneta por el norte de Pakistán
  • Elecciones en Francia: un resultado histórico por muchos motivos
  • Macron y Le Pen cierran el pase a una anómala segunda vuelta
  • INSCRÍBASE EN NUESTRO BOLETÍN
    DIARIO DE NOTICIAS
  • 1º RELLENE SU
    DIRECCIÓN DE EMAIL
  • 2º SELECCIONE UNA
    EDICIÓN PARA RECIBIR
  • INSCRÍBASE
    PULSANDO AQUÍ
SUBIR