HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 09:57 CET
Sábado, 24/02/2018

‘El invierno bajo la mesa’ , el 7 de julio en el Teatro del Mar

Una comedia de Roland Topor que se estrenó por primera vez con una espectacular acogida en el Gran Teatro de Córdoba en 2010

Autor en Andalucia Información
  • Jose Luis Galloso
  • Punta Umbría
Publicado: 25/06/2012 ·
12:21
Actualizado: 25/06/2012 · 12:24

El Teatro del Mar estrena el próximo sábado, 7 julio una divertida y emocionante comedia romántica con sutiles elementos de crítica social titulada, ‘El invierno bajo la mesa’, de la compañía cordobesa El Mercado.
La obra de  Roland Topor, que comenzará a las 22 horas, tuvo una importante acogida para el público del Gran Teatro de Córdoba en 2010 y gozó de una muy buena imagen para la crítica teatral.

Sinopsis
El invierno bajo la mesa es una historia sobre el amor y la amistad. Una obra que nos ofrece una situación cotidiana, un tema general de la condición humana, el encuentro de personas solitarias, la necesidad de afecto, y se hace empleando el humor y un registro general cómico. El autor nos ofrece una opción esperanzadora de la vida,  llena de ironía. Todo a través de una emoción contenida, nunca falsa, ni subrayada que la llena de espiritualidad pero que nunca moraliza.
En El invierno bajo la mesa los protagonistas, siempre positivos, enfrentan los hábitos de cooperación y confianza, de amor y amistad, a los hábitos de cobardía y egoísmo. Tiene un valor especial, el del corazón. Todo es sencillez dramática y naturalidad expresiva y aquí radica su belleza.
Topor dijo: “Si los inmigrantes son tratados como personas inferiores es normal que vivan bajo la mesa, estableciéndose así un puente entre lógica y absurdo, entre lo racional y lo irracional”. Este será el marco en el que transcurrirá “El invierno bajo la mesa”, una obra en la que se denuncia la injusticia con dulzura y delicadeza, donde se enfrentan el amor y la amistad de los protagonistas con la cobardía y el egoismo de la sociedad reinante. Disfrutaremos del encuentro de personas solitarias y necesitadas de afecto en un registro general cómico.
Estamos ante una fantasía para violines y almas sensibles, ante una situación absurda, surrealista y grotesca convertida en realista, llena de sensualidad e inocencia, un canto a lo femenino y a la integración exitosa. Una fábrica de sueños alrededor de unas piernas maravillosas. Una función para salir de ella con algo de ‘trom’.

COMENTARIOS