Andalucía Información
La Guardia Salinera toca el cielo · San Fernando · Andalucía Información
BUSCADOR DE NOTICIAS:  Hemeroteca  Google
IMPRIMIR ENVIAR RECOMENDAR COMENTAR
PUBLICIDAD:
PATRIMONIO

La Guardia Salinera toca el cielo

La Guardia Salinera toca el cielo
La Isla desde el aire · Atienza

Antonio Atienza
07/08/2011 00:20 · Actualizado el 07/08/2011 21:27

La inmensa mayoría de los ciudadanos de San Fernando, sean o no nativos, saben que La Isla es una isla porque lo dicen los mapas y porque desde su casa que está en un décimo piso se vislumbra parcialmente esa insularidad, por lo que debe ser verdad. La minoría, que ha visto La Isla desde el aire, se ha dado cuenta de que realmente es una isla rodeada de agua por todas partes como dice la definición de ese accidente geográfico.

Lo que trata de hacer la Asociación Guardia Salinera Isleña es que cada vez sean menos las personas que sólo saben que La Isla es una isla porque se lo han dicho, aunque teniendo en cuenta que para su empeño cuentan con avionetas de cuatro plazas del Real Aéreo-Club de Jerez y que tendrán que salir muchos vuelos para invertir la tendencia.

Pero están en ello. Este periódico pudo disfrutar -es la mejor palabra para definirlo- de la Ruta Aérea que ha organizado el colectivo de recreación histórica nacido al amparo del Bicentenario de la Cortes Constituyentes y que es un ejemplo para otros que intentan imitarlo.

Y además con el valor añadido de que no se trata sólo de un viaje en una avioneta viendo el paisaje, sino que como no podía ser menos, cuenta con el aliciente de intentar enseñar desde el aire La Isla de 1810, sus fortificaciones o lo que queda de ellas, su realidad geográfica que la hizo inexpugnable y -por qué no- el maravilloso paisaje de este paraíso llamado Bahía de Cádiz que, como ocurre con La Isla, muchos la han visto a ras del suelo, desde el Pirulí o desde las torres de la Casería, pero nunca a 300 metros que es la altitud recomendada para no perderse ni detalle ni perspectiva.

Cinco enclaves
El hecho de que no se trata sólo de una vueltecita en avioneta lo destaca desde el principio la Guardia Salinera. Cuando hay vuelos disponibles y se convoca a los que están en la lista de espera, se les cita en la sede del colectivo en la plaza Sánchez de la Campa, en las oficinas de obras del castillo de San Romualdo donde están de forma provisional -esperan- para explicarles lo que van a ver desde el aire.

Después de conocer el itinerario completo que llevará el avión por lo que fueron los principales escenarios de la defensa de la ciudad y de la bahía, se pormenorizan esos escenarios entregándose a los viajeros fotografías aéreas sobre las que están escritos y localizados los nombres de las baterías defensivas, unas que se pueden adivinar desde el aire por las marcas que han dejado en el suelo y otras de las quedan vestigios, sobre todo polvorines y habitáculos de los efectivos destacados en las baterías.

El primero de esos escenarios es la Poza de Santa Isabel, donde en junio de 1808 tuvo lugar la primera derrota de Napoleón, aunque naval. Desde el cielo se puede ver la poza aunque depende de la marea.

Lo que sí se puede observar a la perfección son los Polvorines de Fadricas y Punta Cantera y en una segunda etapa del viaje, el arsenal de la Carraca a vista de pájaro que permite, sobre todo a los isleños, hacerse una composición de lugar exacta de dónde están las cosas en la ciudad que sólo han visto a ras del suelo.

Sistema de baterías
La tercera de las escalas -es un decir, porque el avión no se para- es el puente Zuazo y todo el sistema defensivo desde el Portazgo hasta las baterías que han sido restauradas últimamente, en contraposición con otras que prácticamente han desaparecido aunque quedan las formas que se adivinan desde el aire, además de como se decía anteriormente, algunos elementos que las delatan.

Ese sistema defensivo sigue a todo lo largo de la Ronda del Estero y es bueno, más que llevar el dossier con las vistas aéreas y los lugares localizados -que también- memorizarlo lo mejor posible para no perderse otros detalles porque el vuelo, al fin y al cabo, dura unos cuarenta minutos que es poco para perderlo mirando papel y realidad a la vez.

Lo realmente espectacular en la zona de la Ronda del Estero es la maraña de salinas y caños que rodean la ciudad, aunque nada como ver aparecer en pocos minutos la Punta del Boquerón, el castillo de Sancti Petri, y darse cuenta de que hay más agua alrededor de La Isla que la que se le supone a su insularidad. Vamos, que siempre se ha imaginado más tierra firme de la que realmente existe.

La llegada a Jerez, de nuevo, deja un sabor un poco amargo por dejar de disfrutar de lo disfrutado, pero una satisfacción por haber visto lo visto, siempre mucho más de lo que los que confiaron en la Asociación Guardia Salinera esperaban ver. Y además, es asequible a muchos.

(Más información sobre las actividades y las rutas organizadas por la Guardia Salinera: Guardia Salinera Isleña)
COMENTAR ESTA NOTICIA
Comentario:
Nombre:
Email:
 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a andaluciainformacion.es
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- andaluciainformacion.es se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en los periódicos del grupo.

Las + destacadas de San Fernando
Lea el periódico en PDF
Pinche aquí
  • INSCRÍBASE EN NUESTRO BOLETÍN
    DIARIO DE NOTICIAS
  • 1º RELLENE SU
    DIRECCIÓN DE EMAIL
  • 2º SELECCIONE UNA
    EDICIÓN PARA RECIBIR
  • INSCRÍBASE
    PULSANDO AQUÍ

OTRAS   WEBS:

SUBIR