BUSCADOR DE NOTICIAS:  Hemeroteca  Google
IMPRIMIR ENVIAR RECOMENDAR COMENTAR
PUBLICIDAD:
CÁDIZ | ECONOMÍA

Las ?preferentes? afectan a más de 10.000 ahorradores gaditanos que no pueden retirar sus depósitos

Un contrato de 'preferentes'. · Perales

Younes Nachett
25/02/2012 22:57

El caso de las ‘opciones preferentes’ mantiene en vilo a miles de afectados. Las cifras hablan de 65.000 casos en Andalucía y de unos 10.000 en la provincia de Cádiz, tal y como explican desde la Asociación de usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, Adicae.

Por zonas, la Bahía de Cádiz y La Janda cuentan con unos 4.000 afectados por las participaciones preferentes, mientras que en Jerez los casos se acercan al centenar, por los 300 o más en la comarca del Campo de Gibraltar. Aunque estas cifras “aumentarán en las próximas semanas porque existe aún muchas personas que desconocen que en su día el banco o la caja de ahorros les ‘vendió’ este producto”, señalan desde Adicae Cádiz, que insiste en que “la gran mayoría aún no es consciente de ello”.

La situación para estos pequeños ahorradores es crítica, y complicada. “Ellos piensan que tenían una especie de plazo fijo pero con una fecha de vencimiento, pero lo que tienen son unos títulos de valor de carácter perpetuo que no está garantizado por los fondos de depósito”.

Ahora mismo, “únicamente pueden rescatar el dinero si las entidades financieras deciden amortizarlo”, poniéndolo en venta “en el mercado interno, entre sus propios clientes, como ha constatado el Banco de España”. Eso sí, ya no es tan sencillo amortizarlo, “en tiempos de bonanza se comercializaban rápidamente” dado que ofrecían un interés alto, rondando el 7 por ciento.

Pero “con la crisis hay menos capital y estos productos se comercializaron entre la clase media baja, la cual cuando ha tenido que hacer frente a gastos como la hipoteca, e incluso porque se han quedado sin trabajo, han ido a rescatar ese dinero en masa y la situación se ha vuelto insostenible”.

Estas participaciones preferentes se cotizan en mercados secundarios, y ahora están a la baja porque “es un producto que nadie quiere, es comprar deuda de la entidad para siempre, perpetua”, y es que “la rentabilidad que se obtiene está sometida a que la entidad emisora tenga beneficios”, y en su día “fue un producto estrella y las entidades, bancos y cajas de ahorros, lo utilizaron para implantarse en todo el Estado desde las campañas de implantación utilizadas para abrir sucursales fuera de su primer ámbito de actuación”.

Adicae no duda en hablar de “la forma de vender este producto a sus clientes se realizó mediante el camuflaje y el engaño como si fuera un plazo fijo”, y ahora emisiones como las de la Banca Cívica (Cajasol), cotizan a un 40 por ciento de su valor, “es decir, los clientes que depositaron 10.000 euros, han perdido el 60 por ciento de esos ahorros en los mercados secundarios”

Desde este colectivo se trabaja en la presentación de una demanda colectiva contra las entidades financieras, aunque reconocen que existen diferencias. Por ejemplo, La Caixa “sí está ofreciendo soluciones con la conversión de las preferentes en otros productos de riesgo, mientras que Cajasol quiere dilatar el problema, trata de aburrir a los afectados, e incluso cometen aberraciones como ofrecer préstamos a estos clientes por el mismo importe de sus ahorros”… prácticamente perdidos, “y esa es una mala imagen para una caja de ahorros que en lugar de devolver ese dinero ofrece préstamos”.

En la provincia se han realizado ya ocho asambleas para informar a posibles afectados, desde San Roque hasta Jerez, pasando por Cádiz. El próximo 1 de marzo hay prevista una nueva asamblea en Olvera. Hasta hoy han acudido a estas reuniones unos 400 afectados, “casi todas personas mayores, pensionistas, pequeños ahorradores que apenas entienden de bonos, participaciones o mercados secundarios, pero que precisamente por ello eran el objetivo de las entidades bancarias”.

En primera persona

Esta historia comienza “en 2001, cuando mi padre, un hombre trabajador y humilde, decide meter sus ahorros a plazo fijo. Sus ahorros de toda la vida, su sufrimiento, su esfuerzo…”. Este hombre, y su familia, pensaba que sus ahorros estaban un anodino plazo fijo que rendía unos intereses.

Pero cuando finalizaba el año 2011, el padre les comentó a sus hijos que el banco le había regalado 500 euros. “Le dijimos”, explica Francisco R., “mira papá, los bancos no regalan dinero”.

“Los hijos no teníamos ni idea de nada, sólo que tenía un dinero a plazo fijo, pero no sabíamos ni en qué entidad bancaria, ni tampoco qué cantidad, pero comenzamos a preocuparnos un poco y mucho más cuando un tiempo después vimos el contrato, en cuyas primeras páginas sí hablaba de un plazo fijo, pero en la última página ya se leía opciones preferentes. Ya la hemos fastidiado, pensé”, explica uno de sus tres hijos.

El padre y su hija se acercaron a la sucursal de Banca Cívica en Conil. Los tiempos han cambiado desde 2001, cuando la sucursal se llamaba Caja San Fernando, y luego Cajasol.

Ambos entraron en la sucursal y, relata la hija, “nos atendieron con amabilidad, pero nos dijeron que era lo que hay, que las opciones preferentes son perpetuas. Además nos dijeron que podría darse quizás la posibilidad de un canje de las preferentes por unos bonos de obligaciones con un vencimiento en 2014, aunque estaba pendiente de la aprobación de la Comisión Nacional de Valores (CNV)”.

Es cuanto menos curioso que también “nos ofrecieron la posibilidad de darnos un préstamo por la misma cantidad de dinero que los ahorros que mi padre pensó que metía a plazo fijo, al mismo interés que las opciones, con lo que supuestamente no pagaríamos intereses, a no ser que el interés de las opciones cayera, con lo que al final del préstamo tendríamos que abonar la diferencia”, aunque “antes tendríamos que aceptar realizar el canje por los bonos de las obligaciones”.

Uno de sus hijos lo tiene claro, “lo que pretende el banco es pasar el dinero de las preferentes a sus activos con las obligaciones. Es una aberración”. Aunque esta posibilidad del canje tendría que ser refrendada por la Junta de Accionistas que Banca Cívica celebrará el 30 de marzo.

“Mi padre no puede sacar ese dinero que legalmente, pero con engaños, se lo ha dado al banco en opciones preferentes. A mi padre, que es una persona mayor y no entiende nada de economía, inversiones y demás, el entonces director de la sucursal le dijo que no había riesgos, que era como un plazo fijo pero con un interés mayor, y que además, llamándolo con tres o cuatro días de antelación, podía retirarlo cuando quisiera”.

Firma con la huella dactilar

De hecho, el día de la firma estaba también su madre, “que firmó con la huella (como aparece en la imagen que acompaña a este artículo”, y ni ella ni el padre “fueron informados del riesgo que corrían, el director les dijo que era como un plazo fijo”.

Hasta hace poco, antes de la actual crisis, nos comentan desde Adicae, cuando alguien quería retirar ese dinero, no tenía problemas porque el banco o la caja de ahorros se las vendía a otro cliente y listo. Pero con las entidades financieras en el filo de la navaja, y con la gran cantidad de aquellos pequeños ahorradores que en los últimos tiempos han querido echar mano de ese dinero, la situación cambió. El valor de las opciones preferentes cayó hasta en un 60 por ciento y ‘colocarlas’ es tarea de titanes, con lo que apenas los clientes pueden recuperar el 40 por ciento de aquellos ahorros.

Francisco R. , que acude a las reuniones de afectados que organiza Adicae y está desde hace varias semanas leyendo todo lo que aparece de las opciones preferentes, “estoy metido en todos los foros de internet”, tiene claro, al igual que la propia Adicae, que el perfil del cliente, tal y como se observa en las reuniones citadas, es muy parecido, gente mayor, gente trabajadora, humilde, jubilados, pequeños ahorradores, con escasos conocimientos en la farragosa jerga económica y financiera. Gente que confiaban en los directores de oficinas de la sucursal de su barrio o de su pueblo.

En una de sus visitas a la sucursal en la que su padre tenía el dinero, Francisco afirma que el propio director actual de la misma le dijo que la culpa de esto que está ocurriendo “la tenían en Banco de España y la CNV”. Esto fue en la segunda visita al banco.

Ya en la tercera visita “el director estaba más suave, si en la primera me dijo que no se me ocurriera poner en duda la honradez y demás, en esta última visita me dijo incluso que podríamos tener la razón”.

“Si se ha hecho con mi padre, se ha hecho con más gente y lo que quiero es que la gente lo sepa y que si fueron a sacar el dinero, y lo calmaron como a mi padre la primera vez, que no se dejen engatusar”, relata Francisco, quien reconoce que hasta hace poco no tenían ni idea de lo que eran las preferentes “… en todo caso, Regional Preferente”, señala con ironía.

Tiempo para luchar


¿Confiáis en recuperar ese dinero? “Mire, no tengo otra cosa que hacer que recuperar el dinero de mi padre, y no es por el dinero en sí. No tengo nada mejor que hacer, porque a mi padre le han robado su vida, le han robado el fruto de muchos años de esfuerzo… ¡de cuántas cosas se ha privado mi padre en su vida para que ahora llegue un banquero y se lo lleve”.

“No hay ningún político que dé la cara por nosotros”, lamenta Francisco. “Nos sentimos estafados, engañados, humillados, y aunque sea un presunto engaño, como se siente mi padre no es presuntamente engañado, sino engañado realmente”, explica la hija.

Y es que el padre, como ocurre en muchos pueblos, conocía desde hacía muchos años al director de la entidad, y eran vecinos, con lo cual “no pensaba que le iba a engañar en el banco de toda su vida, cualquiera hubiese caído”.

Esta familia ya ha remitido un burofax mostrando su malestar e indignación porque “nos colocaron 69.000 euros en participaciones preferentes”, cuando “en realidad, el producto que demandaba mi padre y el que me ofreció la propia entidad era una imposición a plazo fijo, con la particularidad de que podía recuperar el dinero llamando unos días antes al director, al tiempo que tampoco mencionaron los riesgos que conllevaba este producto”.

Por ello, en la misma misiva, le solicitan a la entidad financiera en cuestión varios documentos, entre ellos el cuestionario MiFID (Market in Financial Instruments Directive), cuyo objetivo es proporcionar a los clientes una mayor protección en materia de inversiones, ofreciéndoles una información transparente y una alta calidad en la gestión de activos.

La última carta remitada por la entidad les comunica que los 69.000 euros que su padre ingresó, tras la caída de los valores de las opciones preferentes, se han quedado en 29.297 euros, con fecha a 31 de diciembre de 2011, “pero me la enviaron ahora en febrero, que incluso puede ser menos la cantidad e incluso que ni siquiera coticen”.

“Pregunté dos veces si había riesgo y me dijeron que no”

En Jerez de la Frontera hablamos con otro cliente afectado también a través de Banca Cívica, aunque cuando se colocaron las preferentes se denominaba Cajasol. “Yo tenía un dinero en bonos de ahorro, pero como no rendía, pregunté si había otra posibilidad y me ofreció las opciones preferentes, le pregunté si había algún riesgo y me dijeron que no, que ninguno, que avisando tres días antes tendría yo el dinero en las manos”, comenta Francisco S. F. de 56 años de edad.

Eso ocurría el año 2005, pero hace unas dos semanas, “leí en la prensa que había un problema con las participaciones preferentes, y dije ‘leches, preferentes’, cogí una de las cartas que me remitía la entidad, leí la palabra preferente y pensé ‘ya la hemos liado”.

A continuación se acercó a la sucursal y pidió sacar ese dinero “para ponerlo en mi cuenta corriente, pero me dijeron que no podía ser, por lo menos hasta el verano eso era imposible”. Regresó a su casa pero “no estaba tranquilo y pensé cómo que hasta el verano, y volví al banco que me quiso dar coba y pedí una hoja de reclamaciones. Entonces me pasaron con el director de la entidad que me explicó qué eran las preferentes… yo le dije ‘ahora me explica usted eso”.

Le dijeron que iban a sacar unos bonos de obligaciones pero que tenían que hablarlo, porque todavía no sabían qué hacer. “No me quedé conforme, evidentemente”, señala.

En paro desde hace 3 años

Este hombre insiste, “a mí me dijeron que no había riesgos, porque yo no quería invertir, sino ahorrar y que me diesen unos intereses por ello. Además me dijeron que podía sacar el dinero cuando quisiera y ya ves que era mentira”.

No le ofrecieron ni siquiera un porcentaje del dinero, “y a los dos o tres días de ir al banco me llegó una carta diciendo que el dinero que yo tenía ya no existía, era menos, mucho menos de la mitad”. Exactamente el 40 por ciento. La fecha de esa valoración también es de diciembre de 2011… aunque le llegó hace escasos días.

“A mí no se me pasó por la cabeza que perdería ese dinero”, confiesa este hombre que se ha hecho socio de Adicae, y se define como “una persona de campo, que ha estado trabajando en la construcción y apenas sé leer y escribir”, añadiendo que “ahora es cuando me estoy enterando un poquito porque no me queda otra, pero no sé nada de valores, de mercados secundarios ni de preferentes”.

Francisco lleva parado desde hace tres años, “aunque he trabajado un par de meses”, y claro “ahora quería hacer uso de esos ahorros, porque agoté también lo que tenía en la cuenta corriente y fíjate lo que me ha pasado”. Hablamos de 9.500 euros, “que para mí es muchísimo dinero aunque parezca poco, es una fortuna para mí que cobro sólo una ayuda de 400 euros”.

Cuando le comentamos que hay mucha gente que no sabe en qué situación están sus ahorros, insiste en que “yo no sabía nada, me he enterado ahora cuando fui al banco”, para rematar diciendo que “recuerdo que pregunté dos veces si tenía riesgos, porque yo no soy una persona que arriesgue su dinero, y me dijeron que no, que era como un plazo fijo pero que podía retirar el dinero llamando con antelación”.

Las participaciones preferentes, un híbriso entre acciones y renta fija


Las participaciones preferentes son productos financieros comercializados por bancos y cajas. Una especie de híbrido entre acciones y renta fija, pero con particularidades. No están garantizadas por el fondo de garantía de depósitos, con lo que la quiebra de la entidad puede implicar la pérdida por parte del cliente de la suma invertida.

En un principio no son un fraude o una estafa, son instrumentos financieros que pueden ser comprados libremente por los clientes y cuyas características deben ser conocidas por quienes los compran. No obstante, a veces estos productos han sido comercializados entre clientela sin la suficiente formación y conocimiento financiero, que albergaba unas expectativas distintas a las dadas. En tales casos, y no por vía de acudir al Banco de España, sino a los tribunales de justicia, pueden declararse nulos algunos contratos, si se demuestra un vicio en el consentimiento a la hora de haber suscrito el acuerdo.

Se habla de unos 25.000 millones en participaciones preferentes en general en todo el Estado. Banca Cívica ha admitido en su web institucional tener unos 900 millones de euros. Banco de Santander, unos 2.000 millones, y La Caixa, unos 4.800 millones.

COMENTAR ESTA NOTICIA
Comentario:
Nombre:
Email:
 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a andaluciainformacion.es
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- andaluciainformacion.es se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en los periódicos del grupo.

Las + destacadas de Andalucía
últimas noticias
  • Alaya ratifica que la Policía no investigue los cursos de formación
  • El Sevilla se encomienda al Pizjuán
  • Los cuatro acusados de abusos defienden su inocencia
  • Piden ayuda para repatriar a un niño enfermo de cáncer desde Ecuador
  • El alcalde de Albox renuncia a su cargo en la Ejecutiva del PSOE-A
  • Todas las medidas contra la corrupción presentadas por Mariano Rajoy
  • Podemos propone aumentar la banca pública, garantizar el derecho al crédito y reducir la jornada laboral a 35 horas
  • Fotos de la residencia oficial que Monago ha puesto a la venta
  • El debate sobre las medidas contra la corrupción en 34 frases
  • Tania Sánchez critica que se saquen "diez titulares a tres días de las primarias" para "influir en el proceso"
  • Peña Nieto lanza un decálogo contra el crimen organizado
  • La UNRWA declara el estado de emergencia en la Franja de Gaza por las inundaciones
  • Las FARC dicen que habrá que "recomponer" el diálogo de paz
  • Un vídeo muestra el brutal entrenamiento de Estado Islámico a niños
  • Una madre enfurecida tras la muerte de su hijo a manos de los talibán mata a 25 milicianos
  • INSCRÍBASE EN NUESTRO BOLETÍN
    DIARIO DE NOTICIAS
  • 1º RELLENE SU
    DIRECCIÓN DE EMAIL
  • 2º SELECCIONE UNA
    EDICIÓN PARA RECIBIR
  • INSCRÍBASE
    PULSANDO AQUÍ