Actualizado: 20:08 CET
Domingo, 25/02/2018

A vueltas con el centro comercial

Esta semana se ha escenificado que unificar voluntades de los comerciantes del centro de la ciudad es una tarea ahora mismo inviable, imposible

Sofocado un incendio de pasto y matorral junto al aeropuerto de Jerez
Autor en Andalucia Información
  • Angel Revaliente
  • Jerez
Publicado: 13/02/2018 ·
11:21
Actualizado: 13/02/2018 · 11:21

Indiscutiblemente  esta semana se ha escenificado que unir voluntades entre los comerciantes del centro de Jerez es una misión casi imposible. Cuando una parte de ellos decide hacer una puesta en escena para reivindicar la realidad de un centro de más cuatrocientos comercios, otra parte no secunda la acción. Cuando una parte pide la retirada del ORA para beneficiar la llegada de los coches a la zona céntrica, otra pide que se cierre la calle Honda una vez al mes para realizar actividades y otra dice que es un tema sobre el que ya trabaja el Ayuntamiento. Un galimatías difícil de comprender, pero, como dice el refrán, quien la lleva la entiende y, obviamente, los comerciantes, que son los grandes afectados por el cierre de tiendas de multinacionales, no se van a tirar piedras contra sus propios tejados y sabrán lo que es mejor o lo que es peor para que el centro comercial levante y para que no se vean tantos y tantos locales cerrados, lo que además ofrece, sin género de dudas, una malísima imagen para el forastero. Una persona que venga de Ciudad Real, por poner un ejemplo que me conozco, y observa que en la principal vía de la población hay un local abierto y otro cerrado al final deduce que esta ciudad es muy bonita pero se ve muy pobre. Me lo dijeron así de claro estas Navidades y la verdad dice que duele y a mí me dolió ese aserto salido de lo más profundo del ser de esa persona que disfrutó como nadie de nuestras zambombas, que se divirtió como nadie saliendo un día y otro también a conocer las poblaciones limítrofes a la nuestra pero que se llevó esa impresión de pobreza o de dejadez. Por eso he querido este martes retomar el tema del centro, sabiendo que enderezar el rumbo no va a ser fácil, porque las soluciones a corto plazo son complejas aunque el otro día leía unas declaraciones de un comerciante que ponía el dedo en la llaga. Hay que repoblar el centro y hay que hacer un centro comercial lo más específico posible, con tiendas especializadas, con tiendas a las que hay que ir forzosamente si se quiere comprar algunos de sus productos. Por eso decía hace una semana que a lo mejor habría que hacer un estudio de la realidad de presente y de futuro.  

COMENTARIOS