HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 08:17 CET
Lunes, 26/02/2018

El 25 % de los escolares de la provincia dice haber sufrido acoso

La Diputación Provincial realiza un estudio entre casi 1.800 estudiantes de centros escolares públicos de todas las comarcas

Cargando el reproductor....
Autor en Andalucia Información
  • Marta Jiménez
  • Málaga
Publicado: 23/01/2018 ·
20:10
Actualizado: 23/01/2018 · 20:12
  • La Diputación Provincial realiza un estudio entre casi 1.800 estudiantes de centros escolares públicos de todas las comarcas
  • Las agresiones sufridas más habituales suelen ser las verbales por encima de las físicas y las psicológicas
  • Más de la mitad de los estudiantes se enfrenta al acosador y el 75 por ciento dice actuar de algún modo

El acoso escolar tratado desde el punto de vista de las víctimas potenciales. La Diputación de Málaga y la Asociación Arrabal-AID han desarrollado en el último trimestre de 2017 un Diagnóstico de Situaciones de Acoso Escolar en el que han participado un total de 1.794 estudiantes de edades comprendidas entre los 10 y los 13 años y 238 docentes de todas las comarcas malagueñas y en el que se señala que más de las tres cuartas partes de los encuestados no ha sufrido casos de acoso escolar. Lo que implica, que casi el 25 por ciento por ciento de ellos, sí ha pasado por esta situación alguna vez. Por sexos, el porcentaje de niños que no ha sufrido ninguna situación de acoso es ligeramente mayor que el de las niñas.  En caso de haber vivido esta situación, las víctimas de género masculino recurren más a  la familia para solucionarlo, y en  las féminas, son sus iguales su principal recurso de ayuda.  Sobre este aspecto, los da tos demuestran que más de la mitad de los escolares se enfrentan a su acosador y que el 75 por ciento reacciona de algún modo.  Este estudio, realizado dentro de la iniciativa 'Málaga, provincia libre de acoso escolar', fue presentado ayer por el diputado de Deportes, Juventud y Educación, Cristóbal Ortega, junto a la diputada del grupo Ciudadanos en Diputación, Teresa Pardo, y la coordinadora del Área de Dinamización de la Arrabal-AID, Olivia Muñoz. Ortega explicó que, aunque una amplia mayoría de los menores consultados no identifica casos de acoso escolar en su entorno, sí reconoce una serie de situaciones en las que temen ser molestados puntualmente por sus iguales.

También se desprende de los datos que el 91 por ciento de los estudiantes de primaria consultados -764- y el 94 por ciento del alumnado de secundaria -1.030- muestran su sensibilización ante este fenómeno, sobre el que demandan más información para detectarlo y hacerle frente.  Los espacios de socialización como la clase o el patio del centro son los lugares donde más agresiones se producen, siendo las conductas verbales o la presión psicológica los principales canales de acoso por delante de las agresiones físicas, ha señalado. Al respecto, Pardo señaló que el estudio además de ofrecer un diagnóstico, ayudará a prevenir, detectar y proporcionar las herramientas a toda la sociedad formada por docentes, alumnos, familia y profesorado, para prevenir el acoso escolar. Los docentes también sostienen que las situaciones de agresión radican más en el carácter y la personalidad del menor agresor que en situaciones puntuales de intolerancia o discriminación. Las agresiones verbales, el aislamiento y el rechazo, son los principales tipos de acoso que detectan. Por su parte, los alumnos identifican emociones relacionadas con el miedo, el rechazo y la incomprensión del fenómeno. Se muestran muy influenciables por el contexto y reconocen poder pasar de espectadores a acosadores como respuesta a la situación de forma natural. El departamento de Orientación Educativa del centro es el principal vehículo para tratar los casos de acoso cuándo estos se conocen, aunque una buena parte del profesorado opta por afrontar el problema a través de una intervención directa propia, pero no todos cuentan con los recursos suficientes para poder intervenir. 
Torremolinos

COMENTARIOS