Actualizado: 00:50 CET
Sábado, 24/02/2018

Decretan el ingreso en prisión para ‘La Pantoja' de La Paz

La investigada fue detenida hace un mes y tras ser puesta en libertad continuó presuntamente vendiendo droga en la Barriada de La Paz en Cádiz

Cargando el reproductor....
Autor en Andalucia Información
  • Younes Nachett
  • Cádiz
Publicado: 13/02/2018 ·
18:51
Actualizado: 13/02/2018 · 19:10

El juzgado de Instrucción Número 1  de Cádiz, en funciones de guardia, decretó este pasado 11 de febrero el ingreso en prisión de M.M.C.B., de 42 años de edad, una mujer conocida como La Pantoja de la Barriada de la Paz, un apodo que al parecer llevaba con orgullo porque, presuntamente, llevaba la voz cantante en el menudeo de heroína y cocaína en la zona.

Ahora, La Pantoja de La Paz duerme entre rejas, emulando a la folclórica de la que sacó su apodo.

Tal y como informa la Policía Nacional en una nota, “la investigada con cinco detenciones anteriores, fue detenida hace un mes y tras ser puesta en libertad continuó con su modus vivendi acrecentando con ello la alarma social entre los vecinos de la barriada de La Paz”.

Pero “gracias a la perseverancia de los investigadores, se recabaron nuevas pruebas incriminatorias sobre su intensa actividad en la venta y distribución de cocaína y heroína, por lo que tras ser nuevamente detenida, la Autoridad Judicial ha decretado su ingreso en prisión”.

Las numerosas quejas vecinales, junto a investigaciones propias de los agentes, dieron a conocer la existencia de “un punto negro muy activo de venta de heroína y cocaína, y de la mezcla entre ambas sustancias, rebujito”.  

El punto se ubicaba  en una vivienda de la Avenida Guadalquivir, a la que acudían a cualquier hora numerosos consumidores de droga, lo que creó una gran alarma social en la zona.

El 11 de enero se realizó un operativo conjunto para desmantelar dos puntos de venta ubicados en el mismo edificio, entre ellos el de La Pantoja de la Paz.
Pero tras ser detenida y  prestar declaración en el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, quedó en libertad con cargos.
De nuevo en libertad, la investigada “retomó sin ningún tipo de recato su ilícita actividad, por lo que los investigadores continuaron con sus dispositivos de vigilancia sobre su domicilio y nuevamente procedieron a la interceptación dcompradores de envoltorios de rebujito y de cocaína, tras haber contactado previamente y de forma muy breve con esta mujer en su propio domicilio”.

Así, gracias a “la contundencia de las pruebas incriminatorias aportadas por los investigadores”, en esta ocasión el titular del Juzgado decretó su inmediato ingreso en prisión, para tranquilidad del vecindario.

COMENTARIOS