Actualizado: 00:50 CET
Sábado, 24/02/2018

El gas natural, el combustible ecológico, ha llegado para quedarse

Como combustible, el gas natural se ha erigido en una de las alternativas más ecológicas a los carburantes tradicionales

El IAM crea una herramienta para evaluar la desigualdad salarial
Autor en Andalucia Información
  • Andalucía Información
  • Andalucía
Publicado: 16/11/2017 ·
14:09
Actualizado: 27/11/2017 · 10:15
  • El gas natural vehicular es una alternativa real que está permitiendo mejorar la calidad del aire de las ciudades
  • Actualmente en Andalucía ya existen flotas de vehículos que utilizan gas natural para su funcionamiento
  • Los ahorros son del 50% con respecto a la gasolina y del 30% con respecto al gasoil

Agua caliente, calefacción y cocina, bien en el hogar o bien en el negocio. Estos son los usos más comunes y reconocibles del gas natural, pero hay muchos más. Mover vehículos, autobuses, trenes o barcos, calentar invernaderos, estadios de fútbol o grandes fábricas y ser materia prima para desarrollar otros elementos es sólo parte de lo que puede darnos.

Como combustible, el gas natural es una de las alternativas más ecológicas a los carburantes tradicionales. Tanto en su forma comprimida (gas natural comprimido) como en su forma líquida (gas natural licuado) es el combustible más eficiente y sostenible ya que conjuga en equilibrio importantes ventajas medioambientales, a través de la reducción de emisiones y de una menor contaminación acústica, y también económicas.

Su uso como combustible para vehículos está ampliamente extendido desde hace muchos años en diversos países del mundo, especialmente en Latinoamérica pero también en muchos países de Europa. Un ejemplo es Italia, donde hay más de 1 millón de vehículos con gas; o Ucrania (800.000) o Alemania (400.000). 

Gas natural para la movilidad

El gas natural vehicular es una alternativa real que está permitiendo mejorar la calidad del aire de las ciudades ya que, comparado con un coche de gasolina o diesel, reduce en más de un 85% las emisiones de óxidos de nitrógeno y en casi el 100% las partículas en suspensión, principal causa de problemas respiratorios en niños y ancianos en entornos urbanos derivados de la contaminación urbana. También reducen un 24% las emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero, por lo que esta energía contribuye en la lucha contra el cambio climático.

Actualmente en Andalucía ya existen flotas de vehículos que utilizan gas natural para su funcionamiento, como los autobuses urbanos de Málaga y Sevilla y vehículos de recogida de residuos sólidos urbanos (RSU).

Los ahorros económicos conseguidos con estos vehículos son del 50% con respecto a la gasolina y del 30% con respecto al gasoil. Y además, se reducen de manera significativa las emisiones contaminantes: -85% NOx, -99% SOx, -95% partículas y -30% CO2. Además, en el caso de los vehículos de RSU, que habitualmente operan de noche, tiene la ventaja adicional de que su nivel de ruido es un 50% menor al de sus equivalentes con gasoil.

Si los particulares quieren comprar un coche que funcione con gas natural, los principales fabricantes automovilísticos disponen de modelos a gas natural y motores bi-fuel que pueden funcionar alternativamente con gas natural y gasolina. 

Compromiso con la sostenibilidad

Según cifras de Gasnam (la Asociación Ibérica de Gas Natural para la Movilidad), las matriculaciones de vehículos propulsados con gas natural aumentaron más de un 20% en 2016 en España, hasta el punto de que a cierre del pasado año circulan 6.144 vehículos de este tipo en España. Este combustible se ha convertido en el de mayor uso dentro de los alternativos, por delante del eléctrico.

Gas Natural Fenosa es la única empresa que acredita más de 20 años de experiencia ofreciendo soluciones de movilidad sostenible a través del uso del gas natural como combustible de automoción, y es la empresa española líder en servicios de movilidad a gas, ofreciendo un servicio integrado que incluye el diseño, implementación y operación de estaciones de gas natural.

Moverse por la ciudad con rapidez y eficiencia pero respetando al máximo el medio ambiente es uno de los objetivos básicos que definen la filosofía de la compañía.

En la práctica, este compromiso con el medio ambiente y el bienestar de las personas se traduce en la apuesta por la investigación y el desarrollo de proyectos de energías limpias y renovables, el impulso de la implementación de una flota de vehículos ecológicamente sostenibles o la financiación para la transformación de vehículos a particulares.

COMENTARIOS