Actualizado: 17:00 CET
Domingo, 25/02/2018

Art Natura: "Un derroche para los bolsillo de los malagueños"

Málaga para la gente señala al alcalde De la Torre y otros cargos municipales y nacionales del PP como responsables políticos del fiasco

El PSOE logra imponerse en las ocho provincias y Cs crece en todas
Autor en Andalucia Información
  • Andalucía Información
  • Málaga
Publicado: 20/04/2017 ·
13:54
Actualizado: 20/04/2017 · 13:55
  • Málaga para la gente señala al alcalde De la Torre y otros cargos municipales y nacionales del PP como responsables políticos del fiasco
  • Zorrilla no descarta que su formación lleve a la Fiscalía el uso dado al canon que el Ayuntamiento pagaba
  • entiende que el alcalde es el responsable directo de que se firmara un contrato con la empresa Art Natura en 2006 sin garantías o avales

Málaga para la Gente ha hecho públicas este jueves sus conclusiones en relación a la Comisión de Investigación de Art Natura, que preside el portavoz de este grupo político, Eduardo Zorrilla. Para MpG, el alcalde, el exconcejal de Urbanismo, Manuel Díaz, y el exdelegado de Cultura, Miguel Briones, son algunos de los responsables políticos del fiasco, junto al que fuera secretario de Estado del Gobierno Aznar, Miguel Ángel Cortés, y Zorrilla no descarta que su formación acuda a Fiscalía en relación al uso que se dio al canon económico  que el Ayuntamiento pagaba a la empresa que se encargaría de poner en marcha un museo de las gemas en la antigua Tabacalera.

Zorrilla recuerda que Izquierda Unida (grupo que se integra en la coalición municipal Málaga para la Gente) venía denunciando desde 2007 que lo que el PP presentó como proyecto estrella en las elecciones municipales (y después en 2011) no era más que un fiasco, que ha terminado por ser “un gran fiasco y un derroche para las arcas públicas y los bolsillos de los malagueños”.

El edil ha recordado que la comisión de investigación no sustituye el trabajo de la Justicia, sino que busca responsabilidades políticas y que en ese sentido, y en la última reunión que haya, se aunarán las conclusiones de los distintos grupos para elevar una conclusión final.

Mientras, Málaga para la Gente entiende que el alcalde es el responsable directo de que se firmara un contrato con la empresa Art Natura en 2006 sin garantías o avales que protegieran los intereses del Ayuntamiento en caso de incumplimiento por parte de la empresa, “lo que supuso una negligencia inexcusable con resultado muy perjudicial para las arcas municipales”.

También hubo responsabilidades políticas por parte del que fuera secretario del Estado Miguel Ángel Cortés, que hizo de mediador para que el proyecto llegara a Málaga y cuya empresa cobró 39.000 euros en concepto de asesoramiento. Este cargo del PP de Aznar no aceptó declarar en la Comisión de Art Natura.

Tampoco declaró el ex concejal de Urbanismo Manuel Díaz, al que Málaga para la Gente le achaca la responsabilidad política de que no se realizara un estudio de cimentación del edificio de la antigua Tabacalera para la redacción del proyecto básico, lo que llevó a unos sobrecostes de la obra que alcanzó los 30 millones de euros y a pesar de que es obligatorio.

El fiasco de Art Natura también ha tenido durante la comisión de investigación un apartado relativo al uso electoralista del museo.  Esto se justifica en hechos como que Miguel Briones, ex delegado de Cultura de la época, y actual subdelegado del Gobierno pidiera dos meses antes de las elecciones que no se hiciera público que el museo no abriría sus puertas “para no cabrear a media Málaga”.
Zorrilla entiende además que el alcalde ya sabía desde 2009 que el proyecto no se llevaría a cabo y que a pesar de eso estuvo promocionándolo hasta poco antes de las municipales de 2011 con un claro fin electoralista.

Mención aparte el canon anual que el Ayuntamiento pagó a Royal Collection, que alcanzó los 7,2 millones de euros. Todas las facturas presentadas para justificar el cobro eran emitidas por las mismas siete empresas instrumentales cuyos objetos sociales no tenían nada que ver con el proyecto, sino con perfumerías, actividades inmobiliarias, agrícolas o gabinetes estéticos y sus responsables estaban ligados directamente a la promotora del museo. Además, las facturas que se presentaban durante este tiempo eran correlativas, lo que indica que sólo facturaban a Art Natura. Eduardo Zorrilla entiende que se trata de una negligencia inexcusable de Briones y el resto de las personas de la comisión de seguimiento del proyecto porque no examinaron las facturas. MpG entiende que puede existir un supuesto caso de malversación, ya que estarían destinándose cantidades económicas a fines diferentes y sabiéndolo.

COMENTARIOS